Koolhaas usará el año extra que se le ha dado tras el pronto anuncio “para introducir un grado de coordinación y coherencia entre los pabellones nacionales. Idealmente, nos gustaría que los países representados se adscriban a un solo tema –Absorbing Modernity: 1914-2014– y que muestren, cada uno a su manera, el proceso de eliminación de las características nacionales en favor de la adopción casi universal de una sola lengua moderna en un repertorio único de tipologías.